Una posible repetición electoral deja en el aire una subida de pensiones por encima del 0,25%