Un pensionista no contributivo recibe 1.372 euros al año como mínimo y 8.232 como máximo