Un despacho leonés consigue probar que la Seguridad Social embarga indebidamente las pensiones