Revalorizar las pensiones costará 230 millones por cada décima que el IPC supere el 1,6%