PSOE y Podemos crean una mesa para unificar criterio y voto y se comprometen a no opinar de asuntos de otro ministerio