Los retos de Escrivá para bajar el déficit de la Seguridad Social sin perjudicar a los pensionistas