Los programas electorales sitúan al PSOE más cerca de Podemos que de Ciudadanos