Los pensionistas cobrarán el próximo viernes una paga media de 100 euros con los atrasos de la subida de las prestaciones