Los nuevos jubilados: bastantes menos pero con pensiones más generosas