Los mayores de 65 años activos podrán cobrar el salario y toda la pensión