La Seguridad Social envía a los mayores de 60 años información con la base de cotización