La pensión media de jubilación es casi 800 euros inferior a los salarios