La mitad de los beneficiados por la mejora de la pensión de viudedad no lo notará