La media de las nuevas pensiones es un 45% superior a la media de los nuevos salarios, según Trabajo