La base mínima de cotización a la Seguridad Social subirá hasta 1.050 euros en 2019