La alarma por el coronavirus deja vacías las estanterías de Mercadona, Carrefour y DIA