Escrivá: “No es verdad que el futuro de las pensiones sea una ruina”