El recorte de las nuevas pensiones en 2019 será del 0,5%, unos 75 euros menos al año