El PP tendrá un problema muy serio (y electoral) si no se reconcilia con los pensionistas