El IPC se dispara hasta el 2,3% en junio, su nivel más alto en 14 meses, por el encarecimiento de las gasolinas, la fruta y la luz