El informe oficial que saca los colores a Pedro Sánchez: la reforma del PSOE recortó la pensión inicial en unos 150 euros al mes hasta 2018