El Gobierno vasco propone destinar un 6% del sueldo a planes de pensiones complementarios