El Gobierno se defiende y asegura que no congelará las pensiones