El Gobierno pretende aprobar este año la reforma de las pensiones para garantizar el poder adquisitivo de los jubilados