El Gobierno prepara tres 'decretazos' para gastar 7.000 millones en pensiones, funcionarios y SMI