El Gobierno no asegura el poder adquisitivo a los pensionistas si el IPC sube más del 1,6%