El Gobierno andaluz denegó la renta mínima de inserción a 62.000 familias sin recursos en el año de su estreno