El 1% de los españoles con mayores rentas ingresa un 10% más que hace una década, mientras el resto se estanca