DOMUS Vi SANTA JUSTA A PESAR DE LA MEDICALIZACIÓN DE LA RESIDENCIA, EL DRAMA CONTINUA