De 67.000 a 5.000 millones en 7 años: así se ha fulminado la hucha de las pensiones