Centenares de jubilados claman a las puertas del Congreso por unas pensiones dignas