Cataluña tiene un déficit con el sistema de seguridad social español de 3.000 millones de euros