Báñez anuncia que subirá al 60% la base reguladora de las pensiones de viudedad más bajas

Según la ministra, el real decreto que mejora la base reguladora de las pensiones de viudedad hasta el 60% iniciará su tramitación a información pública esta semana.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció que el Gobierno va a tramitar de manera inminente un real decreto para dar cumplimiento a la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, que especificaba que "el Gobierno adoptará las medidas reglamentarias oportunas para que la cuantía de la pensión de viudedad equivalga al resultado de aplicar, sobre la respectiva base reguladora, el 60 por ciento, cuando en la persona beneficiaria concurran los siguientes requisitos: Tener una edad igual o superior a 65 años; No tener derecho a otra pensión pública; No percibir ingresos por la realización de trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia; Que los rendimientos o rentas percibidos, diferentes de los arriba señalados, no superen, en cómputo anual, el límite de ingresos que esté establecido en cada momento para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad".

La aplicación de esta Ley se viene posponiendo desde el año 2011 por los ajustes en el déficit público, pero según ha anunciado la ministra, el año 2018 podría hacerse efectiva esta subida.

 Según Báñez, "la próxima semana (por ésta) se colgará, como administrativamente tiene que ser, en la página web del ministerio para que ese real decreto y su memoria puedan cumplir con los trámites de información pública y lo conozcan los agentes económicos y sociales, para que puedan realizar a partir de ese momento sugerencias y aportaciones a ese nuevo reglamento de desarrollo de la Ley 27/2011".

La ministra ha realizado estas afirmaciones en respuesta a la pregunta de la diputada socialista Carmen Cuello, de porqué el Grupo Popular  vetó una proposición no de ley del Grupo Socialista en este sentido. Para la diputada socialista, "la mejora de estas pensiones debía hacerse elevando el porcentaje a aplicar a su base reguladora a partir de 2012, hasta alcanzar el 60% en el ejercicio de 2019. La Ley 27/2011 da cumplimiento a esta previsión, y les recuerdo que fue aprobada por unanimidad de ambas Cámaras en este punto. Por lo tanto, hoy las personas beneficiarias de esta pensión con menores ingresos deberían tener una pensión equivalente al 58% de la base reguladora de su pensión. Hoy estas personas deberían tener una pensión un 11,54% superior a la que tienen; en 2018, en apenas un mes, esa pensión debería ser un 13,46% superior a la que ahora disfrutan; y en 2019 debería ser un 15,38% superior a la actual". Para Cuello la medida supondría un incremento del gasto de 858 millones en 2018.

Báñez defendió el sistema de pensiones español, informando de que "el 40,7% de las pensiones de viudedad actualmente tienen un complemento a mínimos. Además, la pensión de viudedad en nuestro país es compatible con otras rentas y con otras pensiones, lo que no pasa en algunos países de nuestro entorno, y es algo de lo que tenemos que sentirnos legítimamente orgullosos como sociedad. En España, el 15% de las personas que cobran pensiones de viudedad están en activo y casi 800.000 —una de cada tres— reciben otra pensión complementaria mientras que en la Unión Europea hay países en los que solo es posible cobrar la pensión de viudedad y es incompatible con otras rentas o incluso esa pensión está limitada temporalmente", afirmó la ministra, que concluyó su intervención reiterando que "la semana que viene (por esta) el real decreto que mejora la base reguladora de las pensiones de viudedad hasta el 60% iniciará su tramitación a información pública para que se puedan hacer aportaciones por los interlocutores sociales".